Sé parte del 35% de emprendimientos exitosos

Sé parte del 35% de emprendimientos exitosos

General Planificación y Presupuesto

Autora: Lourdes Hernández

Leer casos de emprendimientos exitosos nos motiva, pero además nos ayuda a descubrir nuestra historia personal, nuestra marca y producto basados en quiénes somos, qué nos apasiona, cuál es nuestra experiencia y habilidad.

También nos da el rumbo para no ser parte de la estadística negativa: el 65% de emprendimientos fracasa, y lo hace antes del año. Y con su fracaso acarrea pérdidas de ilusión, tiempo y dinero.

Un guía de turismo decidió crear un emprendimiento para atraer a corredores extranjeros. Invirtió en una página web comercial y redes sociales, imagen corporativa, propiedad intelectual, legalización de la compañía, permisos, capital de trabajo para trazar rutas por todo el país. Sin embargo, no estudió el mercado. Los clientes potenciales no llegaron. En menos de un año cerró la empresa.

Los factores para no fracasar, según los expertos, son:

Experiencia y Carácter: El fundador tiene los conocimientos, habilidades y carácter para llevar adelante el emprendimiento.

Pasión y Perseverancia: El fundador ama lo que hace y resiste tempestades. La persistencia con enfoque, es la virtud #1 del emprendedor.

Validación y Resultados: El modelo del negocio (no es solo el plan de negocios en Excel) es proporcional a la calidad del producto y debe ser sometido a su validación por parte del mismo fundador, solo así se mitiga el riesgo. Es un proceso que no hay que delegar.

El fracaso del guía de turismo se debió concretamente a no tomar en cuenta este último factor: la validación de su producto/servicio.

Otros motivos para fracasar son: mala calidad del producto, precios inadecuados, mala presentación, inadecuados sistemas de comercialización, desconocimiento del mercado, conflictos entre socios, tomar decisiones con base a emociones y no a cifras.

Todos estos motivos se pueden evitar con un adecuado proceso de planificación estratégica y validación.

Gary Flor, en su libro Sin fracaso no hay emprendimiento, señala que los inversionistas, hoy en día, confían más en quienes han fracasado que en quienes se ufanan de nunca haberlo hecho. Por su parte, Mauricio Morillo, autor del libro EmprendeYA, confirma que la pasión e iniciativa son motores del ser humano: “hay que ser emprendedor o intra-emprendedor (dentro de la empresa), cualquier otra opción no vale la pena vivirla”.

Lo que se planifica, se cumple

Lo que se planifica, se cumple

General Planificación y Presupuesto

Autora: Lourdes Hernández

1. Cambia la idea que tienes del dinero

Mucha gente anda por la vida con esta actitud respecto a sus finanzas:

  • Dios proveerá
  • Gasta lo que no tiene
  • Patea la pelota de un mes a otro
  • Se da la buena vida
  • No es con él / ella
  • Es pura apariencia
  • Sigue gastando y está quebrado
  • Toma champaña con plata de cerveza (frase de Tiffany Aliche)

Puede que no te guste hacer presupuestos, pero tienes sueños y metas:

  • Quieres comprarte un carro… con ese tren de vida no lo lograrás
  • Quieres ir de vacaciones… no tienes tiempo ni dinero
  • Quieres comprar esos zapatos… no te alcanza

Repite conmigo: lo que se planifica se cumple.

Haz un presupuesto y sabrás de cuánto dinero estamos hablando para el carro, para la vacación y para los zapatos. Recuerda lo que te enseñaron tu papá y tu mamá: “no gastes más de lo que ganas; y si quieres algo, ahorra”.

Primero debes convencerte, cambiar tu forma de pensar, tener una nueva mentalidad. Andar por la vida así:

  • Dios proveerá – yo con mi esfuerzo proveeré. Dios me dará un empujoncito
  • Gasta lo que no tiene – gasto con prudencia y con un presupuesto para ello
  • Patea la pelota de un mes a otro – cada mes juego mi partido
  • Se da la buena vida – sí, a veces lo hago, otras veces me sacrifico
  • No es con él / ella – es conmigo, yo me responsabilizo de mis finanzas
  • Es pura apariencia – no soy de brillos ni lentejuelas, soy yo mismo con mi familia
  • Sigue gastando y está quebrado – tengo claridad y orden en mis finanzas
  • Toma champaña con plata de cerveza – tomo lo que sé que me alcanza y lo disfruto

 2. Haz el presupuesto

Registra tus ingresos y gastos.

Cuánto ganamos todos los miembros de la familia.

Cuánto gastamos en:

  • Alquiler
  • Servicios
  • Préstamos
  • Educación
  • Transporte
  • Salud y seguros
  • Diversión
  • Otros

En Diversión incluye el café de la mañana, el bolón, emparedado, bollo, sándwich. El lunch con amigos, la propina, el parqueadero, todo.

En Otros, incluye donaciones, ayuda que das a tus papás, impuestos, cuidado de mascotas, extras.

Repite conmigo: mi presupuesto se basa en el dinero contante y sonante que tengo hoy. No el dinero que alguna vez tendré o el que tuve tiempo atrás.

3. La buena noticia: lo que se planifica se cumple

Cuando dejas de ignorar a dónde va tu dinero, identificas cada gasto, asumes tu responsabilidad y determinas qué gasto vas a posponer, reducir, eliminar y conservar (técnica PERC). Entonces empiezas a planificar qué hacer con el dinero que tienes.

Quieres tomarte un fin de semana de descanso. ¿Cómo lo vas a lograr?

Con tarjeta de crédito. No.

Con ahorro. Sí. En… servicios básicos, o sea agua, gas y electricidad. ¿Cómo? Un baño más rápido, prender las luces más tarde, desconectar los enchufes, lavar los platos y la ropa con agua fría, etcétera hasta lograr una reducción de 20 dólares al mes.

Ahorra por 12 meses y con $240 dólares en tu bolsillo te vas a un Spa (busca uno cerca de tu localidad, los hay de primer nivel) que incluya masaje de relajamiento de una hora, baño en la piscina de agua termal, tomar el sol entre el vapor del agua caliente y un almuerzo saludable. Para dos personas.

Volvamos a tus sueños y metas:

  • Quieres comprarte un carro… con $200 mensuales por 3 años ya tienes la entrada
  • Quieres ir de vacaciones… ¡aplica la idea del Spa!
  • Quieres comprar esos zapatos… deja de ir a la peluquería por 3 meses y los tienes

Repite conmigo: con mi presupuesto en orden… ¡me doy la buena vida!

Emprendedores y micronegocios planifican para diciembre

Emprendedores y micronegocios planifican para diciembre

General Planificación y Presupuesto

Autora: Lourdes Hernández

Septiembre y octubre son meses para planear el cumplimiento de metas de diciembre. El emprendedor o dueño de un micro o pequeño negocio debe seguir estos pasos:

Trazar metas SMART es decir: ESpecíficas, Medibles, Accionables, Realistas y con un Tiempo determinado.

Por ejemplo, nos proponemos vender 400 canastas de víveres no perecibles hasta el 24 de diciembre, para lo cual estarán producidas en un 50% al 15 de octubre, con ahorros y un préstamo familiar. La venta se asegura desde septiembre a través de las redes sociales y contacto telefónico, y la distribución será a domicilio.

Planificación: Hacer el cronograma en orden inverso el cual arranca del 24 de diciembre para atrás, y que incluye: pico de ventas, impulso publicitario y llegada al mercado, producción lista, producción en proceso, negociación con proveedores, negociación con financiamiento y planificación.

Al tratarse de un año distinto, el margen de ganancia será menor respecto al histórico de años anteriores, pues habrá una reducción lógica. Aquellos emprendedores que sobrevivieron a la pandemia deben sentirse afortunados.

Si el emprendimiento o negocio es nuevo, vale sentar una línea base en la que se perciba una ganancia de más del 25%.

Negociación: Según las tendencias del mercado, ir a empresas grandes para aprovechar sus descuentos, promociones y financiamiento. Por ejemplo, pedir cotizaciones a una comercializadora de productos de primera necesidad para las canastas navideñas.

Financiamiento: Si los proveedores nos dan crédito de 90 días o más, tal vez no hace falta sacar un préstamo bancario. En cambio, si se necesita dinero para capital de trabajo, mercadería, funcionamiento del negocio, se solicitará un crédito con el plazo más exigente y posible de pagar que deberá ser de 12 a 18 meses máximo. Otras obras, insumos o maquinaria pueden tomar un plazo mayor que se negociará con la institución financiera considerando tasas, cuotas de pago del crédito y retorno de la inversión.

Producción: Si hay inventario (por ejemplo, canastas, cajas y/o licores), analizar qué hace falta para adaptarlo a las tendencias y qué nuevos productos se deberán producir. También analizar si hace falta maquinaria y tecnología.

Publicidad: Aprovechar las redes sociales y canales digitales para promocionar los productos. El ‘boca a boca’ y la radio son opciones que siempre dan buen resultado. Asegurar ventas al por mayor para salir pronto del inventario.

Pico de ventas: Si, llegado el 20 de diciembre hay un importante inventario, hay que vender lo más pronto con tácticas de promoción y de diversificación de mercados. En el caso de camisas – por ejemplo – hacer combos, promocionar dos por uno, rematar. El afán es vender todo, para no perder, aunque se reduzca la ganancia. Esto también hacer con los “huesos”, o sea el producto que no tuvo acogida y se quedó. En la actualidad, el trueque es una alternativa.

Utilidades: La crisis sanitaria nos impulsa a ser responsables con nuestras ganancias, las mismas que son el resultado de restar ingresos menos gastos. Las acciones más apropiadas al recibir las utilidades son: pagar deudas, reinvertir y ahorrar. Quien decide gastarse la utilidad puede hacer fracasar el negocio.

No sabemos qué nos va a deparar el año siguiente así que vale seguir trabajando con disciplina y constancia, cuidando cada centavo que ingresa en la caja registradora.

5 etapas que debe seguir el emprendedor

5 etapas que debe seguir el emprendedor

General Planificación y Presupuesto

Autora: Lourdes Hernández

Ser emprendedor es la mejor profesión del mundo. El emprendedor es inquieto, curioso, es observador, está dispuesto a dedicar tiempo, esfuerzo y pasión al emprendimiento. Es visionario, logra encontrar el cambio que necesita el cliente.

Al emprender se debe identificar cuál es la motivación. Puede ser la familia, la libertad financiera, darse el gusto de emprender, de lograr algo. Con esa motivación, perseverar, poner ganas, intentar, reinventar, con mucho trabajo de por medio.

Abrir una tienda de barrio no es un emprendimiento, es una microempresa. Para ser un emprendimiento debe incluir innovación, originalidad, esfuerzo, disciplina y sobre todo la creación de algo nuevo.

Las cinco etapas para profesionalizar el emprendimiento son:

1. Educación. El emprendedor no tiene que saber todo sobre su emprendimiento, pero debe capacitarse con libros e información, conocer de cerca historias exitosas y seguir el camino de lo que le inspira. Sí debe tener un sentido del manejo del riesgo, liderazgo y personalidad. Una persona de 23 años puede tener este perfil. Ciertas áreas requieren más conocimiento, por ejemplo, el petróleo.

2. Gestación, o sea, identificar un problema y su solución. Es la búsqueda del tesoro. Es construir las bases de un edificio que están bajo tierra, que son firmes y soportan muchos pisos.

3. Validación del modelo de negocio. Esta etapa es indispensable pero muchos emprendedores se la saltan. Se trata de someter un prototipo al escrutinio, al testeo del mercado antes de su masificación. Solo el fundador va a poder hacer esto, él o ella van a ver si pivotean (dan el giro) o siguen en la misma línea. Aquí no hacen falta detalles, empaques, mercadeo; se prueba con el potencial cliente que puede decir: no me interesa comprar, o, me gustaría con este ajuste. El fundador va y vuelve hasta tener el producto mínimo viable para sacarlo al mercado sin tanto riesgo.

Esto no es sencillo, toma tiempo, no hay libros que garanticen el proceso. Un modelo de negocio sin validar vale 1, validado puede valer mil, cien mil.

4. Ejecutar el modelo de negocio. Por fin llega el gran cambio. El emprendimiento comienza a verse como empresa. Aquí se registra la marca, la propiedad intelectual. Mientras más innovador es el modelo de negocio más se debe aplicar este proceso legal.

5. Internacionalización, es decir ver al mundo como un mercado. Esta última debe nacer del fundador, que sueña en grande y en lejos.

El haber sufrido un alto forzado por la pandemia debe verse como una transición. Un cambio en la forma de hacer negocios. Se puede aplicar la innovación operativa con nueva tecnología, como un sistema de entrega a domicilio, por ejemplo. O una innovación disruptiva total como abrir un nuevo mercado con nuevos productos.

Fuente: Mauricio Morillo, autor del libro EmprendeYa

Si tus ingresos sufrieron un recorte, haz un “presupuesto solo arroz”

Si tus ingresos sufrieron un recorte, haz un “presupuesto solo arroz”

General Planificación y Presupuesto

Autora: Lourdes Hernández

Digamos que tus ingresos se han reducido en un 50%. Entonces recorta tus gastos en un 50% o más. Pero tú quieres vivir tranquilo-a y sacarle el máximo provecho a tu vida, entonces, ¡haz un “Presupuesto Solo Arroz”!

 

¿Qué es lo último que queda en la alacena cuando todo se acabó? Arroz. ¿Y qué te salva en un día de hambre? Arroz. Si tus ingresos sufrieron un recorte por suspensión o pérdida de empleo, reducción de ventas y otras consecuencias de la crisis, es momento de aplicar el “Presupuesto Solo Arroz”.

Comunica a tu familia que juntos van a seguir estos tres pasos:

  1. Da prioridad a lo que realmente necesitas. Identifica cada gasto y pregúntate: ¿lo necesito para mi salud y mi seguridad? ¿Es indispensable para mi familia? Si la respuesta es NO, elimínalo.
    1. SE QUEDA: Arriendo, pago de deudas, servicios básicos, internet, celular, seguros, alimentación casera, transporte, medicinas, comida mascota.
    2. SE VA: persona que hace mantenimiento, cosas innecesarias para el carro o la casa, televisión por cable, clases de gimnasia, comer fuera de casa, compras a domicilio, alimentos especiales, peluquería, juguetes, otros.
    3. SE CONSIGUE MEJOR PRECIO: de todos los ítems que se quedan. Y nada se desperdicia.
  2. Renegocia tus deudas si es que no las puedes pagar. Aquí tienes más información: https://tusfinanzas.ec/lo-que-debes-saber-sobre-el-refinanciamiento-de-deudas/
  3. Como las cosas no están fáciles y hay que prevenir, crea un fondo de emergencia con el extra que logres ahorrar.

Y como somos positivos, hay una solución para seguir con ciertos gustos: el trueque.

  • Te doy limones de mi árbol a cambio de tus chocolates…
  • Cuido tu bebé o paseo tu mascota a cambio de un pastel…
  • Te doy clases de guitarra a cambio de clases de gimnasia…
  • Te enseño a hacer una huerta a cambio del producto que vendes…
  • Te doy mi producto a cambio del tuyo…
  • Te presto 3 atuendos completos y me prestas 3 atuendos completos, ¡con fotos previas!

Algún rato todo pasará y volverás a un presupuesto sin excesos, pero más variado y abundante. ¡Un sacrificio temporal no está mal de vez en cuando!

Reto Gana Más Gasta Menos

Reto Gana Más Gasta Menos

General Planificación y Presupuesto

Autora: Michelle Guerrero

El Reto Gana Más Gasta Menos 2020 tiene como objetivo ayudarte a mejorar el control de tus finanzas, a través de un manejo adecuado de tu dinero y ser una guía para enseñarte a generar más ingresos.
El Reto GMGM 2020 está conformado por 10 tareas financieras, en las que además encontrarás un desafío adicional con el fin de cuidar tu salud.
Puedes completar estas tareas junto a tu familia, recuerda cuando una familia comparte una meta es más fácil alcanzarla. El ahorro se logra de manera sistemática recortando gastos y guardando el 10% o más de tus ingresos; es tu primer gasto y no es negociable. Cuando se adquiere el control de las finanzas personales, vuelve la calma y se ven horizontes positivos de orden y crecimiento.
¡Anímate a mejorar tus finanzas, y tomar decisiones adecuadas para ti y tu familia!

Descarga las 10 tareas para cumplir con el Reto Gana Más, Gasta Menos aquí:

Herramientas

Actividades de bajo presupuesto que puedes realizar en casa

Actividades de bajo presupuesto que puedes realizar en casa

General Planificación y Presupuesto

Con la pandemia actual, muchas familias han tenido que postergar sus vacaciones y han optado por unas vacaciones en casa. Cancelar los planes de vacaciones puede ser decepcionante, especialmente si están fatigados por la cuarentena, pero con un poco de planificación todavía se pueden crear recuerdos duraderos, sin tener los grandes gastos de las vacaciones. Echa un vistazo a estas actividades de bajo presupuesto y despierta tu imaginación.

 

  • Invierte en juegos para los niño/as

Si tienes el espacio en casa considera la posibilidad de adquirir juegos inflables como una piscina o un trampolín para ayudar a mantener a los niños entretenidos.

Un equipo de juegos al aire libre puede ayudar a los niños a desarrollar fuerza, coordinación y confianza, además de mantenerlos activos. Además, la mayoría de estos artículos son mucho más baratos que unas vacaciones familiares y se puede utilizar durante años. Revisa la información de seguridad de cada uno, y asegúrate de estar listo para supervisar a tus hijo/as.

  • Organiza juegos de campo

Aunque muchos campamentos han optado por cerrar este verano, puedes organizar juegos o prácticas de deporte en tu casa. Si te sientes realmente ambicioso, construye una carrera de obstáculos, las posibilidades son infinitas y das premios a los ganadores.

  • Celebra cualquier cosa

Una forma de evitar que los días se mezclen es hacer decoraciones festivas, especialmente en días de lluvia. Puedes hacer fiestas de disfraces o celebrar un santo, y trabajar en familia en las decoraciones y preparando la comida.

  • Organiza noches de cine

Organicen noches de cine en casa, haz que cada persona elija una película para que todos puedan participar, pueden rentarla o aprovechar de la oferta de canales por suscripción. Esa noche pueden pedir comida a casa o prepararla en familia. Este también será un momento de descanso para los padres.

  • Saca el equipo de camping

A los niños de todas las edades les encanta la idea de dormir al aire libre. Lo bueno de acampar en el patio trasero, además de ver la noche y contar cuentos, es que, si alguien tiene problemas para dormir, la casa está a pocos metros de distancia.

  • Haz tu propio jardín

Puede que no puedas ir de excursión a un parque nacional este verano, pero puedes llevarte un poco de naturaleza a casa armando tu propio jardín. Aunque algunos lo consideren una tarea, la jardinería puede mantener a todos ocupados semana tras semana. Puedes comprar macetas, tierra y plantar las semillas que gusten. Les puedes dar la responsabilidad de los niños de que revisen todos los días sus plantas, las rieguen y eventualmente las verán florecer.  Desde la plantación hasta la cosecha, también puedes usar el jardín como punto de partida para otras experiencias. Úsalo para cultivar diferentes hierbas para recetas, probar nuevas verduras o adornar tu casa con unas lindas plantas.

 

Fuente: Northwestern Mutual

Nuevos gastos que trajo la pandemia

Nuevos gastos que trajo la pandemia

General Planificación y Presupuesto

Autora: Lourdes Hernández

Quizás hiciste cuentas estos últimos meses y descubriste que… ¡estás gastando demasiado!

Pese a no salir a los centros comerciales, a no comer fuera, a no usar el auto, taxi o Uber… hay exceso de gastos.

Los expertos nos dicen una y otra vez que registremos lo que gastamos a diario y aquí está la razón: nuestra percepción puede alterarse en esta u otras situaciones de incertidumbre.

Eso lo vamos a verificar de inmediato:

Identifica los gastos que no hacías antes:

  • Donaciones
  • Deliverys o pedidos a domicilio
  • Más utensilios e implementos de limpieza
  • Grandes compras de víveres
  • Ayuda a familiares o amigos
  • Servicios básicos, internet, megas para el celular
  • Otros

 

Reduce en un 75% los gastos que identificaste. ¿Cómo?

  • Sigue apoyando a fundaciones, parroquia, causas, obras comunitarias, con menos dinero y más ayuda como: trabajo administrativo, tomar fotos, contacto de vecinos, ropa, víveres.
  • Pide comida a domicilio solo si hay un motivo familiar especial como un cumpleaños o aniversario; el resto del tiempo prepara comida en casa.
  • Seguramente tienes grandes existencias de cloro, alcohol, gel desinfectante, detergente, papel higiénico, jabón y otros. No compres más. Verifica cuál de los desinfectantes y en qué cantidad te da un mejor resultado, mejor precio, perfume, consistencia. Por ejemplo, el cloro no se evapora tan rápido como el alcohol en la alfombra de ingreso a casa. Algunos geles son más caros y perfumados que otros.
  • Termina con las existencias de enlatados, granos, pasta, otros, antes de volver a comprar.
  • No bebas alcohol en exceso.
  • Si haces las compras a familiares o amigos vulnerables, asegúrate de anotar el monto y pide el reembolso con el recibo correspondiente.
  • Seguramente contrataste o mejoraste el servicio de internet y el plan de tu celular, por razones laborales. Sin embargo, puedes reducir el consumo de agua, electricidad, papel.
  • Un buen seguro es indispensable este momento. No dudes en invertir en ello pues es una forma de ahorro.

 

Y lo más importante: ¡sigue registrando tus gastos!

Cómo crear un presupuesto mensual en 6 pasos

Cómo crear un presupuesto mensual en 6 pasos

General Planificación y Presupuesto

Cuando tu cheque de pago llega, hay ese pequeño estallido de felicidad, ¡tu cuenta bancaria al fin está con dinero de nuevo! Pero luego llega el fin de mes y la situación es completamente opuesta.

Ahí es donde entra en juego la creación de un presupuesto mensual. Te permite hacer un seguimiento del dinero que entra y sale de tu cuenta bancaria. Además, un presupuesto te ayudará a asegurarte de que puedes cubrir tus gastos diarios mientras sigues ahorrando para metas futuras como la jubilación o la universidad de tus hijos.

Si nunca has creado un presupuesto, o simplemente necesitas empezar de nuevo con uno que ya tienes, te damos los siguientes consejos.

  1. Identifica tu salario mensual neto

Lo primero es lo primero: ¿Cuánto dinero tienes disponible? Suma lo que ganas cada mes después de los impuestos y las deducciones de la nómina, porque quieres trabajar con el dinero que se deposita en tu cuenta bancaria. Incluye no sólo los ingresos de un cheque de pago regular, sino también el sueldo que ganas en un trabajo a tiempo parcial, u otros ingresos como por el arriendo de un bien.

  1. Suma lo que gastas en gastos fijos

Estas son las cuentas y gastos que planeas, las cosas que necesitas regularmente. Incluyen los gastos esenciales que no están ya en tu sueldo, como la hipoteca o el alquiler, el pago del auto, servicios públicos, la factura del teléfono móvil o la guardería. También puedes incluir cosas como lo que gastas para alimentar a tu familia cada mes. Estos son básicamente los gastos no negociables que mantienen tu vida en marcha.

  1. Suma lo que gastas en gastos no mensuales

Una parte del presupuesto que los individuos no suelen contabilizar son los pagos irregulares y no mensuales. Debido a que este tipo de gastos pueden desaparecer de tu radar, es importante tenerlos en cuenta en tu presupuesto.

Entonces, ¿cómo se hace eso? Suma lo que gastas cada año en cosas como impuestos, matrículas de automóviles, primas de seguros anuales, matrículas escolares y viajes. Lo que gastas en regalos para las vacaciones, bodas, cumpleaños, etc., también puede entrar en esta categoría.

Entonces toma ese total y divídelo entre 12: Esto es lo que debes guardar cada mes en una cuenta de ahorros separada para que cuando esas cuentas se acumulen, sepas que tienes el efectivo para pagarlas.

  1. Suma las contribuciones a las metas financieras

Esta categoría incluye lo que estás poniendo actualmente para tus metas de ahorro, pago de deudas o cualquier otra meta financiera a largo plazo. Cada mes, los pagos que hagas para alcanzar estas metas te acercarán a la seguridad financiera al ayudarte a pagar cualquier deuda que debas y ahorrar para que puedas hacer las cosas que son importantes para ti, como ayudar a financiar la educación de tu hijo, tomar las vacaciones soñadas y jubilarte cómodamente algún día.

  1. Suma tus gastos discrecionales

El gasto discrecional es el dinero que puedes gastar en lo que quieras que no sea ya un gasto fijo o necesario. Es básicamente dinero extra que puedes usar para cosas como salir a cenar con amigos o tomar unas vacaciones de última hora durante un fin de semana largo.

Si no estás seguro de cuál debería ser esta cifra, mira cuánto has gastado en los últimos tres meses y úsalo para tener una idea más clara. O elija un mes que consideres un mes típico en cuanto a tus gastos discrecionales, y usa esa cifra.

  1. Haz un poco de matemáticas simples

Toma el total de tu sueldo mensual que te llevas a casa y resta tus gastos fijos (incluyendo los gastos no mensuales) y la financiación de tu objetivo.

Lo que queda es cuánto tienes disponible para gastos discrecionales. ¿Es esta cifra más alta que lo que sumaste como tu gasto discrecional real? Entonces, felicidades, ¡estás viviendo dentro de tus posibilidades!

Pero si tu gasto discrecional real es mayor de lo que las matemáticas dicen que debería ser, significa que tienes trabajo que hacer. Tendrás que averiguar cuáles de tus gastos están consumiendo demasiado de tu presupuesto y dónde querrás recortar para asegurarte de que no se estás endeudando para poder pagar tu estilo de vida.

Sin embargo, incluso si no gasta demasiado, vale la pena echar un vistazo a las categorías de gastos para saber si estás contento con el destino de tu dinero en comparación con las metas que tienes para ti o tu familia.

Elaborar el presupuesto adecuado para ti significa encontrar un equilibrio entre poder permitirte tu estilo de vida ahora y ahorrar para tu futuro más adelante, sin sentir que te estás privando. Así que no tengas miedo de ajustar tus cifras a medida que tus objetivos cambien. Después de todo, tu vida cambiará con el tiempo, y también tu presupuesto.

 

Fuente: Northwestern Mutual

Ganas y gastas, ganas y gastas: evita perder el control de tus finanzas

Ganas y gastas, ganas y gastas: evita perder el control de tus finanzas

General Planificación y Presupuesto

Autora: Lourdes Hernández

En lo que respecta al dinero:

  • Ganas muy poco
  • Gastas mucho

¿Es tu caso?

O peor que eso: ¿no tienes idea de cuánto ganas y cuánto gastas?

En tres pasos te damos la solución a tu problema:

  1. Escribe en un cuaderno o libreta todo lo que recibes de ingresos: salario, ventas, arriendos, inversiones, otros. Y todos tus gastos desde los más pequeños a los más grandes. Esta práctica hazla tuya por siete días seguidos hasta tener claro tu presupuesto.
  2. Resta tus gastos de lo que ingresas. Si la cifra es negativa, estás gastando demasiado.
  3. Si la cifra es negativa -o si es positiva-, analiza dónde puedes reducir o eliminar cada compra, pago o gasto que haces. “Gano y gasto” es la actitud que te impide cumplir tus metas. Si quieres cumplirlos, es mejor que vivas con austeridad.
  4. Todo lo que ahorras ¡debe ir al ahorro!

Esta forma de presupuestar es positiva, no restrictiva sino alternativa. Ahora ya sabes cuánto ganas y cuánto gastas.

Si quieres viajar o comprar una bicicleta, empieza por ahorrar para esa meta concreta. Haces así:

– gasto $100 en peluquería cada mes. Me peino yo misma y ahorro $50. Pongo ese dinero en una cuenta de ahorros.

– gasto $52 en gasolina al mes. Camino o soy eficiente en el uso del auto y ahorro $25. Va a mis ahorros.

¡Ya tengo $75 al mes para cumplir mi meta de viajar!

 

Fuente: Tiffany Aliche – @thebudgetnista.com