La planificación financiera te prepara para tiempos de incertidumbre

La planificación financiera te prepara para tiempos de incertidumbre

Las cosas se sienten inciertas en este momento. Una pandemia está impactando nuestra vida diaria, desde el cierre de escuelas y el lugar de trabajo hasta nuestra salud. Incluso los modelos de previsión económica más sofisticados del mundo no previeron necesariamente que algo así ocurriera.

Entonces, ¿qué podemos hacer en un mundo que está cambiando tan rápidamente? Hacemos todo lo posible para anticiparnos a la incertidumbre.

Un plan financiero bien construido sirve para los buenos y los malos tiempos. Un plan que tome en cuenta todo tu panorama e incluye cosas en las que quisieras invertir, tus metas financieras, pero también te ayuda a protegerte durante una tormenta.

  • La planificación financiera te prepara para momentos como este

Los planes financieros se construyen con tus metas y sueños. Invertir es un componente clave de la planificación porque es una de las mejores formas de aumentar tu patrimonio en el tiempo. Pero un plan financiero integral también maneja el riesgo para asegurar que tengas dinero cuando lo necesites, sin importar lo que suceda en la economía de tu país. Por eso tu plan debe incluir fondos de emergencia, seguros, e incluso considerar tu presupuesto, o el dinero que estás ganando para satisfacer tus necesidades hoy.

Si tienes un plan financiero sólido, puedes preocuparte un poco menos por el dinero cuando hay mucho más en tu mente en este momento. Si tienes dinero para hoy,  no deberías preocuparte de la situación financiera inestable del momento. Puedes concentrarte en la familia y los amigos.

  • Cosas que puedes hacer en estos momentos

Con el cierre de empresas y la pérdida de ingresos de estas, puede que te preguntes cuáles son tus opciones si tes ve afectado. En este momento, es un buen momento para revisar tu presupuesto y buscar lugares en los que puedas ahorrar (tal vez aplazar los pagos de deudas adicionales que has estado haciendo por encima de la cuota mensual). Construye un presupuesto en torno a tus ahorros para emergencias. Comprueba si has acumulado ahorros por alguna inversión que has hecho, ya que podría ser una fuente de fondos que puedes aprovechar. Reevalúa cualquier línea de crédito que tengas abierta. Si te sientes un poco abrumado y no estás seguro de por dónde empezar, busca ayuda en tu institución financiera o con un asesor financiero.

 

Fuente: Northwestern Mutual

General Planificación y Presupuesto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.